Hardangervidda, Noruega. El cielo de ese imponente y bello territorio salvaje se llenó una vez más de cientos de kites, con participantes de 30 países diferentes que enfrentaron las duras cinco vueltas del circuito. Los participantes usan solo el poder del kite para completar las cinco vueltas del circuito en el menor tiempo posible.
- El formato de la carrera empieza con una largada en conjunto, y luego los kiters tienen un límite de cinco horas para terminarla.
- En esquíes, entre las mujeres, una conocida repitió en lo más alto del podio: Steph Bridge, de Inglaterra, ganó su quinto título consecutivo. Completó la carrera en 4h45min. El ganador de la categoría masculina fue Felix Kersten, de Alemania, quien cruzó la llegada en 3h10min para conseguir su tercer título y el primero desde 2017.
- Bruce Kessler se quedó con la categoría masculina de snowboard, mientras que Aija Ambrasa ganó entre las mujeres.
- El nombre del evento está inspirado en la mitología nórdica, en la que Ragnarök es la batalla final entre Dios y el diablo.
- En 2016, solo 25 de 350 kiters completaron las 5 vueltas (100 km). En 2017, solo 8 lo lograron (130 km). En 2018, apenas 3 pudieron (105 km).

Compartí en:
Stand Up Padde Argentina - SUP

Contacto